FICSAC

Entregan Reconocimiento IBERO-FICSAC a la investigación de calidad

La Universidad Iberoamericana Ciudad de México y el Fomento de Investigación y Cultura Superior, A.C. (FICSAC), su patronato económico y de desarrollo, entregaron el ‘Reconocimiento IBERO-FICSAC a la investigación de calidad’. 

Diez académicos y nueve estudiantes (de licenciatura y posgrado) se hicieron acreedores a esta distinción con la que se les reconoció en una ceremonia presidida por el Rector, Mtro. David Fernández Dávalos; y el presidente de FICSAC, Mtro. Pedro Padierna Bartning.

Las y los docentes galardonados fueron: Guillermo Fernández Anaya, Ruth Pedroza Islas y Rubén Vásquez Medrano, de la División de Ciencia, Arte y Tecnología; Alejandra Domínguez Espinosa, Pablo Gaitán Rossi y Teresita González de Cosío Martínez, de la División de Estudios Sociales; y Laura Guerrero Guadarrama, Mireya Márquez Ramírez y Stefano Sartorello, de la División de Humanidades y Comunicación. Asimismo, se entregó un reconocimiento especial por investigación de calidad en redes internacionales de prestigio a Salvador Carrillo Moreno, profesor del Departamento de Física y Matemáticas.

Los y las alumnos reconocidos fueron: Jack Jamous Galante, Guillermo Nava Antonio, Pablo Paniagua Contro y Luis Alberto Quezada Téllez, de la División de Ciencia, Arte y Tecnología; Karla Ballesteros Gómez, Silvia Muñoz Ortiz y Ariadna Ramonetti Liceaga, de la División de Estudios Sociales; y Wendy Amigó Vega y Brian Smith Hudson, de la División de Humanidades y Comunicación.

Investigación, talento puesto a trabajar

A las y los galardonados el Rector Fernández Dávalos les recordó que tienen talentos especiales para la investigación y la disciplina que ostentan; y con ello tienen la responsabilidad de invertirlo, ponerlo a trabajar y a que dé un fruto equivalente a ese talento recibido.

Un investigador (a) de una universidad con las características de la IBERO “es alguien que tiene particulares talentos en el terreno de la investigación, de su disciplina, de su profesión; los hecha a jugar, produce frutos y recibe talentos de otros. Y entonces en una interacción vamos construyendo todos y todas esta comunidad”.

“El que no es bueno es aquel que entierra lo que tiene, que no lo hace producir, que no aporta a la comunidad, por la razón que sea; por miedo, por pereza, porque no le reconocen”.

Para FICSAC, la labor de investigación es una acción de gran nobleza; por lo que  el sentido de investigar debe estar soportado en la idea de aspirar a un nuevo conocimiento que implique una transformación de la realidad social, que promueva el cambio en los individuos y la toma de acciones asertivas que dirijan en una nueva dirección el rumbo de la sociedad, dijo su presidente, Mtro. Pedro Padierna.

Aseveró que en el patronato de la IBERO “estamos dispuestos a seguir apoyando de la manera que se nos requiera el desarrollo de investigación de calidad y excelencia, porque sin lugar a dudas la investigación es lo que avanzará las fronteras del conocimiento”.

Y en un México que necesita mujeres y hombres mejor preparados, íntegros y sensatos con la realidad social, los investigadores de la IBERO “son esos individuos que generan confianza a la sociedad. Sus resultados son sin lugar a duda motores del conocimiento, y por lo tanto son motores también para la transformación de nuestro país”.

Por ello, el Presidente de FICSAC celebró que las autoridades universitarias de la Iberoamericana promuevan este tipo de reconocimientos para estimular a sus investigadores y animar a sus estudiantes a convertirse en la próxima generación de investigadores que el país y la sociedad demandan.

Para Karla Ballesteros, alumna del Doctorado en Antropología Social que habló en representación de las y los estudiantes reconocidos, “no es menor que ante tantas catástrofes naturales y sociales sea tan importante reconocer la relevancia de la investigación, pues ésta nos permite establecer contacto con la realidad para conocerla mejor, para entenderla, analizarla, cuestionarla y ¿por qué no? cambiarla”.

Por lo anterior afirmó: “Es vital continuar con la investigación porque la duda es la principal arma del ser humano, dudar, experimentar y dar una interpretación, nos diferencia de las otras especies. Porque sin investigación nos despojamos de la facultad humana de trascender, observando y estimulando la capacidad de crear, de crear un mundo mejor, como dicen los zapatistas un mundo donde quepan muchos mundos, un mundo donde quepan todos los mundos”.

En tanto, a nombre de las y los académicos reconocidos, la Dra. Teresita González de Cosío Martínez, directora del Departamento de Salud, comentó que hacer investigación requiere una personalidad peculiar y requiere también resiliencia para soportar la frustración, pues es frecuente que los protocolos y los artículos científicos sean rechazados, que las presentaciones en congresos sean agudamente criticadas y las horas de trabajo muy largas. 

“Pero el ánimo, la curiosidad, la ilusión de encontrar soluciones a problemas que afectan a los más vulnerables, a los que más sufren, es la fuerza y entusiasmo que nos mantienen trabajando”.

Pertinencia de la investigación

El Mtro. David Fernández Dávalos aprovechó la entrega del ‘Reconocimiento IBERO-FICSAC a la investigación de calidad’ para hablar de la pertinencia de la investigación; la cual debe tener las siguientes características:

1. Se hace desde la solidaridad con las víctimas, los pobres y los excluidos. Porque sólo desde el reverso de la historia se puede entender perfectamente cómo funciona la historia. Eso quiere decir que los intereses y el horizonte de la investigación y trabajo académico de la IBERO tienen que ser los intereses y el horizonte objetivo de los deseos y proyectos de aquellos que han sido excluidos, son vulnerables y han sido empobrecidos.

2. Pone en el centro el bienestar humano y el bienestar de la comunidad, no la ganancia. Evidentemente se necesita ganancia y  crecimiento económico, pero también es necesario agradecer, compartir y distribuir; “porque no es lo mismo ganancia que posibilidad de desarrollo de las personas”.

3. Fortalece la participación social. “Aquí hablamos de la necesidad de fomentar la participación social, la corresponsabilidad, la democracia, el pensamiento crítico”.

4. Promueve la autogestión socioambiental, la autonomía de personas, de comunidades y de organizaciones. Para hacerse cargo del desarrollo sustentable del planeta y de la sociedad, es decir, que genere actores sociales autónomos y responsables de lo suyo.

5. Fomente la intersectorialidad. La relación entre empresa y gobierno, sociedad civil, sectores populares, organizaciones sociales y academia. “Tenemos que hacer que los sectores pensemos juntos y no cada quien por su lado desde sus propios intereses”.

6. Tenga un enfoque interdisciplinario o trandisciplinario. Conformar equipos de investigación interdisciplinarios, para no privilegiar sólo el punto de vista de una disciplina.

7. Con un enfoque territorial. Buscando ordenar el territorio desde una visión ciudadana.

8. Fomente la acción local articulada con lo global. “Que vayamos construyendo una ciudadanía y una democracia sustantivas, articuladas con la problemática global. Sólo podemos atender lo global desde lo local y no podemos entender lo local si no es desde las problemáticas globales”.

Criterio de selección

El Dr. Óscar Martínez Martínez, miembro del Consejo de Investigación de la IBERO, explicó que para elegir a los ganadores al reconocimiento se tomaron a consideración la elaboración por parte de los acreedores de los siguientes productos: libros, capítulos de libro, volúmenes publicados en casas editoriales de prestigio y sujetos a procesos de arbitraje, publicaciones en revistas indexadas, que aparezcan en el índice de Journal Citation Report o revistas que pertenecen el índice de revistas del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y ediciones coordinadas de números especiales de revistas indexadas.

Productos de investigación académica en sus modalidades de producción artística, literaria, arquitectónica, audiovisual o tecnológica, entre ellos, documentales, cortometrajes, curadurías, montajes de obras, talleres, artes plásticas y diseños de bienes tecnológicos; todos evaluados por comisiones externas de pares académicos.

Propiedades intelectuales como: patentes, modelos de utilidad, diseños industriales, derecho de autor de softwares y el desarrollo de prototipos funcionales con reportes técnicos evaluados por una comisión externa; registrados en el Instituto Mexicano de Propiedad Intelectual u otras instancias internacionales.

Texto y fotos: PEDRO RENDÓN/ICM