EUCARISTÍA EN MEMORIA DEL PADRE RECTOR, DR. SAÚL CUAUTLE QUECHOL S.J.

FICSAC

Mar, 14 Sep 2021

 

 “Toma Señor y recibe, toda mi libertad, mi memoria, mi entendimiento y toda mi voluntad. Todo lo que tengo y poseo tú me lo diste, a ti Señor lo torno, todo es tuyo, dispón a toda tu voluntad. Dame tu amor y tu gracia, que eso me basta. Amén”.

Oración de San Ignacio

Hoy, martes 14 de septiembre de 2021, en la explanada central del campus de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, se llevó a cabo una Eucaristía en memoria del Dr. Saúl Cuautle Quechol, S.J., quien fuera Rector de esta casa de estudios.

En la misa, que fue concelebrada por jesuitas y encabezada por el Padre Luis Gerardo Moro Madrid S.J., Provincial de la Compañía de Jesús en México, se agradeció la vida del Padre Saúl y se encendió un cirio junto a sus cenizas.

 

Al comienzo de la ceremonia, el P. Moro dijo que el día del fallecimiento de Cuautle Quechol, y los siguientes, “experimentamos sentimientos encontrados de tristeza, confusión y dolor, por la separación física de Saúl, con quien convivimos largos años, a quien quisimos y admiramos”.

Frente a las y los congregados, el Provincial dijo que: “La muerte nos desajusta, cuestiona lo más profundo de nuestro ser, de nuestras creencias. La muerte puede hacernos llegar a dudar de todo, y ese dolor y confusión que sentimos es tan humano, que el mismo Jesús lloró la muerte de su amigo, mostrándonos que comparte nuestro dolor, que vive su duelo, que no es lejano o insensible al padecimiento humano”.

Añadió que, por la misma resurrección de Jesús, se sabe que la muerte no tiene la última palabra, sino que la última palabra la tiene Dios mismo, y su palabra es vida; por esto, no se puede dudar de la resurrección.

Estar viendo proyectada una foto de Saúl, en la pantalla gigante de la explanada (ubicada frente al altar de esta ceremonia), recordó a Moro Madrid el tiempo que convivió en el noviciado con Cuautle, quien “fuera de esa pose seria que quería dar en algunos momentos, creo que esa es la imagen que refleja y que recordamos de él”. Por lo que le conoció, mencionó que para Saúl tres cosas lo eran todo: Dios, su familia y la Compañía; y en todo ello aparecen como características propias de él, su disponibilidad para el servicio, su profesionalismo y el amor que le ponía a lo que hacía.

Compartió que hace poco alguien le comentaba que Saúl decía no tener muchos amigos y amigas; sin embargo, “en estos días hemos sido testigos de las muchas personas, de los muchos amigos y amigas que Saúl tenía y de cuánto lo han querido. Por esto, y por su trayectoria como jesuita, sé y confío que ahora Saúl está en paz, que continúa dando vida, que continúa haciendo amigos y amigas, y que sigue haciéndose querer, aunque él lo niegue”.

A su familia (algunos de sus integrantes presentes en la misa), les aseguró que a Saúl le gustaría verlos en paz, sí llorándole y extrañándole, pero con la fe puesta en que él está bien y que ya comparte esa felicidad con sus padres. “Hoy, ustedes, su familia, como nosotros, tenemos, tienen, alguien a quien encomendarle que interceda ante el Hijo de Dios. A ejemplo del Padre Arrupe, le pido a Dios que ustedes se sientan más que nunca en las manos del Padre. A nombre de la Compañía de Jesús en México, les doy mis condolencias y les agradezco los poco más de 30 años que nos prestaron a Saúl para ser jesuita”.

En la eucaristía, el Padre Luis Gerardo Moro bendijo las cenizas del P. Saúl Cuautle Quechol, quien “hecho templo vivo de Dios, por el bautismo; participó después en el sacerdocio de Jesucristo, por el sacramento del orden. Sus manos fueron entonces ungidas para bendecir y perdonar, sus labios destinados a predicar el Evangelio y su corazón a acoger paternalmente a todos los hombres y mujeres”.

En este último adiós a Saúl, que estuvo marcado por la gratitud y el reconocimiento hacia una vida sacerdotal gastada en el servicio a Dios y a la Iglesia, se pidió al Señor darle el descanso eterno y que brille sobre él la luz eterna.

Asamblea General

Dado el inesperado y lamentable fallecimiento del Dr. Saúl Cuautle Quechol, Rector de la IBERO CDMX, el Provincial informó que, con base en el Estatuto Orgánico de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México y los Estatutos Sociales de la Universidad Iberoamericana, A.C (UIAC), solicitó se convoque a la brevedad posible y de manera urgente a Asamblea General de Asociados, con la finalidad de iniciar el proceso de búsqueda de Rector.

Anunciado esto, invitó a la comunidad educativa a vivir este tiempo con esperanza y a demostrar de qué está hecha la IBERO. “Son ustedes, cada uno de ustedes, cada una de ustedes, quienes les darán certidumbre a los tiempos que vivimos y a los procesos que vamos a comenzar”.

Asimismo, agradeció la presencia de quienes acudieron a la eucaristía, entre otros, jesuitas, directores y rectores del Sistema Universitario Jesuita (SUJ), a quienes dijo “nos sentimos unidos no solamente en el dolor, también en la esperanza de que vendrán nuevos tiempos”.

La Eucaristía en memoria del Dr. Saúl Cuautle Quechol, S. J., fue concelebrada por los jesuitas:  Dr. Luis Gerardo Moro Madrid, Provincial de la Compañía de Jesús en México; Mtro. José Francisco Méndez Alcaraz, socio y admonitor del Padre Provincial; Dr. Luis Arriaga Valenzuela, rector del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO); Dr. Alexander Zatyrka Pacheco, rector de la Universidad Iberoamericana León.

También estuvieron el Mtro. David Fernández Dávalos, secretario ejecutivo de la Asociación de Universidades Confiadas a la Compañía de Jesús en América Latina (AUSJAL); Dr. Juan Carlos Henríquez Mendoza, Director General de Difusión Cultural y Divulgación Universitaria de la IBERO CDMX; Mtro. Mariano Torres Vargas, Director del Departamento de Ciencias Religiosas de la IBERO CDMX; Lic. Jaime Porras Fernández, Mtro. Gerardo Cortés Padilla y Mtro. José Humberto Sánchez Zariñana.

Entre las autoridades y personalidades congregadas a la misa, estuvieron: Lic. Valentín Díez Morodo, presidente de Universidad Iberoamericana A.C (UIAC); Lic. Víctor Gavito y Marco, presidente de la Fundación Ibero Meneses; Lic. Dina Mejía Rodríguez, directora general de Fomento de Investigación y Cultura Superior, A.C. (FICSAC) Patronato Económico y de Desarrollo de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México; Dr. José Francisco Gil Díaz, asociado de UIAC; Lic. Francisco Javier de Arrigunaga Gómez del Campo, asociado de UIAC; Mtra. Sylvia Schmelkes del Valle, vicerrectora académica de la IBERO CDMX.

Mtra. Lorena Giacomán Arriata, asistente de Educación de la Provincia Mexicana de la Compañía de Jesús; Lic. Pilar Sánchez Marín, secretaria del Sistema de Colegios Jesuitas; Mtra. Carmen Obregón Rodríguez, secretaria del Sistema Universitario Jesuita (SUJ); Lic. Maria Antonia García Sanjinés, secretaria del Sistema de Colegios Asociados a la Compañía de Jesús; Mtro. Juan Luis Hernández Avendaño, rector de IBERO Torreón; Mtro. Mario Patrón Sánchez, rector de IBERO Puebla; Dr. Óscar Castro Soto, director general del Tecnológico Universitario del Valle de Chalco; y Mtro. Florentino Badial Hernández, director general de la Universidad Iberoamericana Tijuana.

 

  • Fuente: Comunicación Institucional

Espere un momento...