Blog por una Cultura de Donación

Hablemos de donaciones

Por: Danielle Roux Rodríguez

¿Cuándo fue la última vez que donaste? Es probable que no te acuerdes, o que la respuesta vaya por las líneas de “la última vez que me pidieron”. La triste realidad es que, en México, el desarrollo de una verdadera cultura de donación está muchas veces obstaculizada por la desconfianza en las instituciones, por un lado; y las carencias de un sistema de filantropía institucional poco desarrollado, por el otro. Sin embargo, eso no quita que, en general, los mexicanos somos personas solidarias y generosas que, cuando sabemos que estamos ayudando a alguien más, no dudamos en hacerlo. La realidad es que en las manos de cada uno de nosotros está el poder de cambiar la vida de otros, y un pequeño granito de arena puede tener un impacto gigante para alguien más. Para que te animes a dar el paso hacia la solidaridad con toda seguridad, hoy vamos a hablarte sobre las donaciones; cómo, cuándo y por qué.

 

Primero, ¿por qué existen las organizaciones de beneficencia?

Las organizaciones de beneficencia o filantrópicas, sea cual sea su razón social o la causa que apoyen, existen porque personas con un mismo ideal se unen para crear una estrategia y juntar sus recursos y energías en un objetivo, causas sociales o proyectos altruistas. Existen muchas razones por las que estas organizaciones deben existir, entre las cuales se encuentra el hecho de que el estado y/o mercado tienen limitaciones para garantizar o atender las necesidades sociales de todos los sectores de la población. Además, las organizaciones permiten que la propia sociedad civil sea partícipe de las estrategias para su desarrollo; dan voz a la sociedad y se convierten en medios para la defensa de derechos y necesidades ignoradas o no satisfechos, por lo que son medios para activar la solidaridad ciudadana. 

Bueno, y ¿a qué organizaciones puedo donar?

La terminología dentro del mundo de la beneficencia puede ser algo confuso, pero en términos generales, se puede decir que existen las ONG, OSC y AC. Las ONG son Organizaciones No Gubernamentales, y son definidas como agrupaciones que pueden apoyar a todo tipo de causas sociales, lucrativas o no, que no pertenecen de manera oficial a órganos o instituciones gubernamentales. Pueden incluir organizaciones filantrópicas, de voluntarios, religiosas, fundaciones, etc. Es decir, la definición de ONG es mucho más amplia de lo que generalmente pensamos, y las actividades de estas organizaciones dependen de las leyes regulatorias de cada país. En México, existen diversas figuras jurídicas bajo las cuales se puede constituir una organización de este tipo, pero las más comunes son las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC), que tienen un fin común preponderantemente económico (aunque pueden ser con o sin fines de lucro) y que pertenecen al Registro Federal de OSC; y las Asociaciones Civiles (AC), que no tienen un carácter primordialmente económico y están registradas ante el SAT como Donatarias Autorizadas. 

De esta forma, las Donatarias Autorizadas son las organizaciones civiles o fideicomisos que pueden recibir donativos deducibles del impuesto y que no tienen fines de lucro, ya que persiguen objetivos altruistas. Legal y fiscalmente, estas organizaciones están autorizadas por la Secretaría de Hacienda para recibir donativos y, para efectos de la Ley del Impuestos sobre la Renta, son las personas morales cuya finalidad no es la obtención de una ganancia económica, sino llevar a cabo actividades relativas a la asistencia o beneficencia social.

Todo esto es para decirte que, antes de donar a cualquier causa, es sumamente importante que te informes; ¿quién está detrás de la organización? ¿cómo obtiene financiamiento? ¿está registrada legalmente? ¿qué hacen con mis donaciones? ¿mi donativo es deducible en mi declaración de impuestos? Hablando del Patronato, todo esto te lo respondemos a continuación.

Y a todo esto, ¿qué es una donación?

La definición académica de la donación es que es un acto por el que una persona transfiere a otra, gratuitamente, una parte o la totalidad de sus bienes presentes. La parte donante es aquella que transmite los bienes, mientras que la donataria es la que los recibe. Ahora, en el contexto de las asociaciones sin fines de lucro, las donaciones son los recursos que nos permiten financiar proyectos, desarrollar programas y realizar actividades. En otras palabras, una donación es una aportación que busca dar impulso a las iniciativas de la organización.

 Ahora, en el Patrimonio de la IBERO, creemos en las palabras de Charles Dickens: “La caridad bien entendida es una inversión más sabia que cualquier otra”, ya que los donativos que nuestros benefactores aportan se ven directamente reflejados en los programas y campañas que implementamos. Para nosotros, tus donativos son una inversión, ya que se trata de la colocación de un capital en un proyecto educativo que mejorará su rendimiento.

De acuerdo. Y ¿por qué donar al Patronato? ¿Para qué usan mis donaciones?

Gran pregunta. Y la respuesta es multifacética, ya que tenemos diferentes líneas de acción a la que se destinan nuestros recursos, y nuestras campañas cambian de acuerdo con las necesidades y prioridades de la Universidad. Actualmente, nuestras campañas se enfocan en el fomento de la excelencia académica y compromiso social de la IBERO, lo que se traduce en programas de becas, movilidad e investigación.

A través de nuestras becas, brindamos oportunidades de crecimiento y desarrollo profesional a estudiantes y docentes de la IBERO, y nuestras becas principales son: Patronato-TSU, dirigida a complementar el pago de colegiaturas que cursan estudios del nivel Técnico Superior Universitario en el Tecnológico del Valle de Chalco; Becas emblemáticas, que son becas financiadas por un benefactor de FICSAC que cubre la el 100% de la colegiatura de estudiantes de alto rendimiento y sensibles a la realidad social; y Beca Patronato al Talento, la cual apoya a estudiantes de preparatoria para entrar a la IBERO a cursar licenciaturas de Humanidades (Historia, Historia del Arte, Filosofía, Literatura o Pedagogía) y Ciencias de Datos. 

Desde el 2014 apoyamos a estudiantes y académicos a realizar movilidad y estancias alrededor del mundo, ya que sabemos que el intercambio universitario permite formar profesionistas globales y permite la formación integral. El programa de Movilidad Estudiantil otorga recursos a estudiantes becados que desean realizar un intercambio estudiantil de un semestre, mientras que las Estancias Académicas dota de recursos a estudiantes y académicos para realizar estancias breves en otros estados o en el extranjero. 

La investigación es uno de los pilares principales del Patronato hoy en día, ya que financiamos proyectos de innovación y con impacto social. Además, apoyamos a la investigación dentro de la Universidad a través de los diversos reconocimientos que le otorgamos a los académicos. También apoyamos al alumnado con la convocatoria de Fomento de Participación Estudiantil “Ixhua: Sembrando Alternativas”, que tiene el objetivo de otorgar ayuda a las sociedades estudiantiles en los proyectos que aportan soluciones a problemas colectivos y que tengan incidencia social focalizada en grupos vulnerables.

Además de estos programas que forman parte de la campaña de procuración de fondos llamada “La educación es tu mejor inversión”, puedes ver algunas de las acciones que hemos llevado a cabo a lo largo de nuestros 60 años de vida en este post: El impacto de la donación en la IBERO.

Va. Y ¿Cómo puedo donar? ¿A dónde voy, o en dónde me meto? ¿Existen diferentes tipos de donaciones?

La mejor forma de ayudarnos a llegar a más personas es convertirte en benefactor e invertir en la educación a través del Patronato de la IBERO. No hay una única manera de hacerlo, sino que hay diferentes modelos de donación para que puedas escoger la que mejor se acople a tus objetivos y posibilidades:

  • Donación periódica: Implica realizar donaciones de forma regular; por ejemplo, mensualmente. Puede ser de la cantidad que quieras y tan recurrente como desees, y los cargos se realizarán automáticamente a tu tarjeta. Es una forma muy conveniente de asegurarte de ayudar siempre, sin que tengas que acordarte de hacerlo.
  • Única contribución: Si no te quieres comprometer a largo plazo con una donación periódica, puedes hacer un donativo simple y único (aunque esperemos que no sea, literalmente, la única vez que hagas una aportación). Este lo puedes llevar a cabo en nuestra página de internet, o bien, te puedes poner en contacto con nosotros para que te ayudemos con los datos que necesitas para realizar la donación. 
  • Donación puntual: Permite realizar una donación concreta destinada a una línea de acción particular. Solo tienes que escoger el programa o proyecto que quieres apoyar y nosotros nos encargaremos de beneficiarlo directamente.
  • Microdonativo: Se trata de realizar una donación muy reducida; por ejemplo, en nuestra página de internet puedes donar desde solo $100. Puede que pienses que no sirve de nada, pero, te aseguramos que ¡cada peso cuenta!
  • Compra de productos solidarios: Desde el Patronato, organizamos diferentes dinámicas para recaudar fondos, desde la venta de donas hasta nuestro catálogo de libros coeditados con la Biblioteca Francisco Xavier Clavijero. Todas las ganancias derivadas de estos artículos se utilizan para los distintos programas que apoyamos, por lo que, al adquirirlos, te conviertes automáticamente en benefactor. 
  • Donación en especie: Recibimos donaciones de equipos de cómputo para ayudar a estudiantes de excelencia académica a que tengan acceso a una computadora, Tablet o laptop para sus estudios. Así que, ya sabes, si tienes por ahí un equipo que ya no usas… ¡Dónalo!
  • Testamento solidario: No nos queremos poner muy mórbidos, pero hay que pensar en el futuro, y el testamento solidario permite destinar una herencia a una organización para que esta invierta en sus iniciativas. 

Última cosa, ¿puedo desgravar mi aportación?

Según la Ley de Impuestos sobre la renta (LISR), cuando haces una donación a cualquier Donataria Autorizada, puedes deducir de tus ingresos acumulables de los donativos otorgados hasta un 7% en tu declaración anual, siempre y cuando cuentes con el comprobante fiscal del donativo deducible sobre el ISR. Es decir, cuando donas a FICSAC, sí, puedes deducirlo de tus impuestos. 

Esperamos que este artículo te haya resuelto algunas dudas; si tienes alguna otra inquietud, siempre puedes ponerte en contacto con nosotros. Sobre todo, esperamos que te animes a formar parte de nuestra comunidad solidaria y decidas invertir en la educación a través del Patronato de la IBERO. Recuerda, ¡tú puedes cambiar vidas con nosotros!

¡Comparte este contenido!

Más de nuestro Blog

Ventajas que no sabías de entrar a la Universidad
Investigación: ¿Por qué es importante?
Hablemos de donaciones
¿Quiénes son las mujeres pilares de la investigación?
El impacto de la donación de la IBERO
Seis datos que no sabías de ser benefactor

¿Te interesa saber más sobre el Patronato de la IBERO?

Conoce convocatorias, noticias, avances de campañas.
¡Inscríbete a nuestro Newsletter!

Intercambios y Estancias

Donar equipos de cómputo

Intercambios y Estancias

Donar equipos de cómputo

¿Te interesa saber más sobre el Patronato de la IBERO?

Conoce convocatorias, noticias, avances de campañas.
¡Inscríbete a nuestro Newsletter!

× ¡Contáctanos!